¿Los glóbulos rojos no tienen núcleo?




















Pues no. Lo pierden durante su formación de una manera muy curiosa, pues en sus primeras divisiones una parte de ellas engloba todo el núcleo y rápidamente es absorbida por los macrófagos del sistema inmune dejando libre sólo la parte que no lo tiene (más). Sin núcleo pueden transportar más oxígeno, que es la verdadera función del glóbulo rojo. Con un tamaño de 6 a 8 micras, deambulan por el sistema circulatorio una media de 120 días. De la parte sólida de la sangre (45%) son los que más abundan (96%) y le dan ese color característico.
Cuando se realiza una transfusión de sangre, el paciente recibe ADN del donante (hay estudios que investigan las posibles confusiones de ADN por transfusiones), pero sólo está presente en los glóbulos blancos y en las plaquetas y puede durar varios años debido a la longevidad de estas células.

2 comentarios:

mischief dijo...

Increíble como átomos dispersos de carbono, hidrógeno y demás elementos se han ordenado formando todo esto que funciona con un orden y eficacia que tardaremos mucho en comprender. La ingeniería inversa del cuerpo humano y la naturaleza es el futuro de la tecnología en todas sus vertientes sin duda. Felicidades por el blog Ramón. Un saludo de un alumno de CADI con blog nuevo :).

Anónimo dijo...

¿Qué animal mamífero tiene glóbulos rojos con núcleo?